Los enfermos VIH envejecen entre 10 y 15 años más rápido

Los personas infectados por el VIH  (Virus de la Inmunodeficiencia Humana) suelen envejecer entre 10 y 15 años (de media) más rápido que una persona sana. Esto es debido a varios factores unidos a la enfermedad, como los residuos propios del virus o los efectos secundarios de los fármacos que se suministran para su cura.

Según el doctor Josep María Gatell del Servicio de Enfermedades Infecciosas y Sida del Hospital Clínico de Barcelona, el tratamiento antirretroviral normaliza la infección en los pacientes con sida, parando significativamente el avance de la enfermedad, pero se debe analizar los efectos que produce sobre la vida de los pacientes, puesto que las personas afectadas por el VIH envejecen con mayor rapidez que las personas sanas.

Pero el envejecimiento de los enfermos con VIH no solo implica aparentar una edad mayor, sino que acarrea todas las consecuencias de la vejez a una edad más temprana, como por ejemplo los problemas cardiovasculares, como infartos y arritmias, infartos cerebrales, deterioro del proceso cognitivo o cáncer.

Actualmente, el tratamiento de la infección se realiza con una terapia antirretroviral, mucho más sencilla que hace unos años, y mejor tolerada por los enfermos, reduciendo el número de efectos secundarios. Aunque el tratamiento debe de administrarse durante toda la vida, llegando a tener un coste muy elevado, en torno a 7.500 € por año.

Además de los problemas citados anteriormente, los enfermos de VIH también suelen padecer hepatitis C, concretamente entre un 30% y un 40% de los pacientes con sida en nuestro país, que complican enormemente su cura, puesto que hay que tratar a los enfermedades a la vez.

 

Dejar respuesta