Dile adiós a la celulitis con este método

822d86d5471d3147f0c99e23cff0b944

La celulitis es uno de los más temidos padecimientos por mujeres de todo el mundo, pues sea como sea que hagamos el ejercicio y la alimentación, tarde o temprano empieza a aparecer para arruinar nuestro más bello traje de baño. Para muchas, saltar de un tratamiento para celulitis en otro ya no es una opción pues aparte de que se gasta mucho dinero el cuerpo también llega a sentirse desgastado.

La ultracavitación es un método relativamente nuevo que está empezando a ser utilizado en los centros estéticos más famosos de todo el mundo, pues es un tratamiento no invasivo que combate la grasa localizada y la celulitis. Este tratamiento es también conocido como “la liposucción sin cirugía” pues modela el cuerpo y reduce el volumen desde la primera sesión gracias al ultrasonido de nueva generación y muy alta potencia que si combina la radiofrecuencia permite seleccionar y tratar de forma selectiva las células grasas, produciendo su rotura dejando intactos a los tejidos de al rededor.

b5a753326f90219f29bd68b3a09ff109

El efecto de la cavitación se basa en el efecto que produce el ultrasonido en los líquidos, pues se provoca la creación repetida de microburbujas de vacío. Las ondas del ultrasonido convergen en el área objetivo y se acumulan en un punto que lleva a la ruptura de las pequeñas membranas celulares de los adipocitos, esto permite que la liberación de los triglicéridos se haga rápidamente, permitiéndole ser metabolizada a través de procesos naturales. Finalmente se eliminarán por medio de las vías linfáticas y venosas, siendo evacuado por el aparato urinario.

Al combinarse con la radiofrecuencia tripolar se logra un electro calentamiento que evita los dolores y las quemaduras generando campos cruzados móviles incrementando el metabolismo graso, lo que evidentemente, facilita la expulsión de grasas. La radiofrecuencia requiere de menos sesiones y estimula la producción de colágeno, esto ayuda a evitar la flacidez y la celulitis.

Una gran ventaja con la que cuenta este tratamiento es que se puede aplicar en cualquier tipo de piel y prácticamente en la totalidad del cuerpo sin importar el grosor de la zona a tratar o su densidad.

Por ser un método no invasivo se puede aplicar sin anestesia y el paciente no necesita ser internado en la clínica para observación. Para que sean mejores los resultados de la ultracavitación se recomiendan entre 8 y 12 sesiones de 30 o 50 minutos en las zonas que se vaya a tratar.

Dejar respuesta