El pensamiento lateral cambia la vida

pensamiento lateral

El pensamiento lateral es una buena manera de activar nuestro cerebro y que se basa en buscar resoluciones imaginativas a problemas comunes, diferentes a lo que por costumbre solemos aplicar. Este método ayuda a mejorar nuestra actividad mental, a enseñarla a innovar y favorecer su creatividad y su capacidad memorística. ¿Quieres saber en qué consiste?

El pensamiento lateral supone no ir directo a la solución conocida o a todo lo que hemos aplicado en el pasado. A veces no evolucionamos en nuestra vida porque estamos estancados en un modo de pensar y de actuar frente a los problemas. Esto a su vez  se ve influenciado por nuestra resistencia al cambio y una actitud negativa. SIn embargo, a través de los ejercicio que nos plantea este tipo de pensamiento podemos cambiar poco a poco. Este entrenamiento es sencillos y se basa en pqueños misterios y enigmas que fuerzan al cerebro a pensar diferente.

Para practicar lo primero es que debemos rechazar la lógica básica y tener un enfoque más creativo. Para forzar el uso de perpectivas distintas y encontrar nuevos puntos de vista, se ofrecen al pensador enigmas que le obliga a huir de lo común, de manera que se le apremia a recurrir a ideas diferentes y crear patrones abiertos de soluciones.

Las normas que hay que seguir para obtener un pensamiento lateral

  • Huir de las suposiciones y de las soluciones usadas en el pasado
  • Preguntar con cabeza  y obtener datos
  • Intentar ser creativo.

Hay que usar más la imaginación y plantearse las cosas desde puntos de vista ajenos a la forma de pensar natural de cada. Para ello se trata de usara analogías, comparar y encadenar ideas (que se pueden alejar o acercar pero que activan el juego), invertir el problema y ver que sería lo contrario, exagerar situaciones para analizar detalles que pasan desapercibido y mirar alrededor del problema central o realizar en ocasiones una especie de Brainstorming.

  • Rechazar los estereotipos y prejuicios
  • Usar la lógica, pero que no sea un cortapisas

Cuando decimos que hay que apartarse del pensamiento lógico hay que puntualizar: no se trata de acudir a rarezas o ideas alocadas, se trata de que el exceso de racionalidad no nos evite arriesgarnos con propuestas nuevas, que bien si deben surgir de datos analizados, de la deducción a partir de ellos y de un orden y rigor lógico. Por otro lado, no basta con hallar una solución valida, se trata de intentar encontrar más de una para hallar la mejor. El problema muchas veces es que al recurrir a la primera o a la ya utilizada puede que nunca hallemos una mejor opción o una más conveniente. Tendemos a bloquearnos cuando conseguimos una estructura de éxito lo que aunque puede funcionarnos nos estanca en el mismo punto.

 

Por nuestra parte recomendamos que pongas en práctica este método a través de acertijos y juegos tanto en grupo como vosotros solos. Es fundamental que en este proceso no os aburráis o frustréis, así que convertir la tarea en algo divertido. La meditación y el optimismo también puede ayudaros y recordad, la salud mental y el bienestar en nuestra vida en fundamental para el estado de nuestra salud.

Imagen| Chaloemphan

 

 

 

 

3 Comentarios

Dejar respuesta