Evitar la gastritis

Aunque no siempre es posible evitar una infección de la bacteria H. pylori, las siguientes sugerencias pueden ayudaros a reducir los riesgos de contraer gastritis:

Alimentaos en forma inteligente. Si experimentáis indigestión con frecuencia, debéis comer porciones más pequeñas con mayor frecuencia para ayudarte a  reducir los efectos del ácido gástrico. Adicionalmente, evitad cualquier alimento que os produzca irritación, especialmente aquellos condimentados, ácidos, fritos o grasosos.

Limitad o evitad el alcohol. El abuso del alcohol puede irritar y erosionar la mucosa que recubre el estómago, ocasionando inflamación y sangrado.

No fuméis. El hábito de fumar interfiere con el recubrimiento protector del estómago volviéndolo más susceptible a la gastritis, así como a úlceras. El fumar también aumenta la acidez estomacal, retrasa la recuperación del estómago y es un factor preponderante en el cáncer de estómago.

Si necesitáis tomar medicamentos para el dolor, tratad de evitar los del tipo no-esteroidal (NSAID’s) como la aspirina, el naproxeno y el ibuprofeno, ya que estos pueden ocasionar inflamación del estómago o agravar los síntomas ya presentes. En lugar de estos medicamentos, puedes usar otros que contengan acetaminofén.

– No paséis largos periodos sin comer. Cuando el estómago está vacío los ácidos atacan las paredes del estómago así que debéis evitar los lapsos muy largos de tiempo sin comer o beber algo.

Debéis tener presente que una vez que esta enfermedad empieza en nuestro organismo podrá presentarse de forma continua o cada cierto tiempo así que debéis cuidar los hábitos permanentes de vida y no solo cuando tengáis un episodio.

Dejar respuesta