Los peligros de la presoterapia

Son muchos los que buscan tratamientos adelgazantes, el problema es que son muy pocos los que están dispuestos a realizar esfuerzos para lograr perder peso. Sin duda todos saben que la clave para adelgazar siempre pasa por la fuerza de voluntad. Es necesario privarnos de muchos alimentos que contienen grasas y una gran cantidad de calorías y la práctica regular de ejercicio físico.  De ahí que no sea habitual adelgazar de forma rápida sin un programa severo que nos ayude.

El problema es que la mayoría no están dispuestos a todo este tipo de sacrificios, de ahí que prefieran optar por los conocidos como tratamientos milagrosos, que ofrezcan rápidos resultados con un esfuerzo mínimo. Existen algunos más peligrosos, pero hay otros que pueden ser incluso beneficiosos para algunos pacientes. Vamos a hablar en concreto sobre la presoterapia. Se trata de un tratamiento que tiene como principal objetivo eliminar la celulitis que se acumula en las extremidades. Gracias a la presión que se aplica sobre estas zonas, sobre todo las piernas, se favorece la eliminación de líquidos de estas zonas.

Este es el principal efecto de la presoterapia, la eliminación de la líquidos que son los que forman posteriormente la celulitis, originando una apariencia que no suele ser la deseada por aquellos que cuidan su imagen. Una vez aplicado el tratamiento de presoterapia a los pacientes estos eliminarán todos estos líquidos de las zonas afectadas por vía urinaria, por lo que en un principio no supone un gran peligro. Sin embargo este tratamiento de estética también tiene sus contraindicaciones, como son problemas cardíacos por una incorrecta eliminación de estos líquidos, sobre todo en aquellos que sufran problemas cardiovasculares.

Otro peligro es la aplicación en clínicas o centros que no cuenten con el personal adecuado. Cada vez es más habitual que los centros de estética más sencillos y básicos ofrezcan tratamientos como este, que necesita del material adecuado y de personal que haya recibido una formación previa para lograr aplicarlo con todas las garantías. De ahí que antes de escoger dónde nos practicarán la técnica de la presoterapia compararemos no sólo los precios, sino también quién es el que se encargará de aplicar estos tratamientos. Deberíamos asegurarnos que tendrán la cualificación adecuada y que los medios sean adecuados.

Dejar respuesta