Más consejos para combatir el insomnio

Consejos para combatir el insomnio

Ya os hemos hablado bastantes veces del temible insomnio y que el estrés actual, la ansiedad y otros trastornos nerviosos favorecen que aparezcan, así cómo factores externos que impiden a nuestro cuerpo relajarse y que alterna nuestros biorritmos lo que nos impide quedarnos dormidos. Por eso hoy vamos a daros nuevos consejos para que conciliéis el sueño mejor.

El insomnio en cualquier caso no es cosa de broma y cuando de verdad trastoca de forma continúa hay que acudir a un médico y, si son las preocupaciones las que nos desvelan, a un psicoterapeuta, porque pedir ayuda es bueno (y no un estigma). Si hablamos de este mal como la mera dificultad para quedarse dormido, y una vez que lo conseguimos descansamos del tirón, he aquí unos trucos bastante útiles.

  • -Para empezar os recordamos los que ya os dimos: un baño caliente, música relajante y contar ovejas son actividades sencillas que nos ayudan quedarnos dormido.
  • Cenad ligero y temprano. Evitad comidas pesadas que forzarán el trabajo a tu estómago que evidentemente estará muy activo intentando digerir tu menú. Olvídaos de hamburguesas, pizzas, pastas, fritos hipercalóricos e incluso de las ensaladas con lechuga, ya que éstas también son muy indigestas.
  • No veáis la tele antes de acostarte o no uses el móvil o el ordenador al menos dos horas antes de dormir. Las ondas de estos aparatos estimulan el cerebro y le impiden relajarse. Mejor si puedes lee un libro, medita o escucha música. Incluye una rutina de tranquilidad que te sosiegue y te aleje de los problemas.
  • Evidentemente no toméis bebidas con cafeína.
  • La rutina y la costumbre os ayudarán: Levantaos siempre a la misma hora todos los días y no os levantéis tarde.
  • Hacer ejercicio ayuda, pero siempre que sea a media tarde y no en la noche. Aunque ayuda a liberar tensiones lo cuál es genial para dormir, pues activarnos y reiniciar nuestras energías. Podéis consultar de cualquier modo cuáles son las mejores horas para hacer deporte.
  • Fumar y beber alcohol impiden el descanso. Aparte de ser malos para la salud, las bebidas espirituosas aunque dan sueño, pueden provocar que nos despertemos al rato. Por otro lado, ambas cosas actúan sobre el sistema nervioso y el respiratorio, con lo que aunque no produzcan el insomnio empeoran la calidad del sueño.
  • La comodidad es fundamental. Esta es otra obviedad pero para ayudar a nuestro descanso hay que tener un entorno confortable: una buena cama, silencio, una almohada ergonómica, oscuridad y una buena temperatura (ni sudar ni pasar frío). Cómo se trata de tener un ritual calmante y relajante hasta una vestimenta que nos haga sentir bien puede ayudar.
  • Lo mismo pasa con el mito de las bebidas calientes: todo lo que sea natural y nos relaje, bienvenido sea.
  • Optimismo y autoestima. Parece que estos dos conceptos nada tienen que ver con el descanso, pero si dejas tus problemas atrás y os enfrentáis a ellos desde una actitud más positiva, es más que probable que no os quiten el sueño.
  • Por último: no os obsesionéis, ese es el pez que se muerde la cola. Si no paráis de pensar cuando os váis a dormir, seguiréis despierto. Si tras meteros en la cama pasan 30 minutos si que obtengáis este efecto, levantaros y poneros a leer o a hacer alguna actividad tranquila.

 

¿Cuáles son vuestros trucos infalibles para quedaros dormidos?

Imagen | David Castillo Dominci

 

2 Comentarios

Dejar respuesta