Cómo mejorar la salud de tu boca durante el embarazo

Cómo mejorar la salud de tu boca durante el embarazo

Durante el embarazo, son muchos los cambios que una mujer experimenta, y tiene que comenzar a cuidarse mucho más y a tener en cuenta cosas a las que antes no prestaba atención. Todo aquello que mejore en su cuerpo será positivo para el bebé, ayudando a que el nacimiento sea mucho más sencillo y a que el peso y tamaño sean los adecuados.

Las enfermedades periodontales pueden hacer que tu bebé nazca con un peso inferior al deseado. Durante el embarazo, y ya desde los primeros meses, existe una mayor propensión a sufrir gingivitis, inflamación de las encías, que puede producir un sangrado de la misma al cepillar los dientes e incluso mientras masticamos. Se debe prestar atención a esto y llevar unos hábitos tales como cepillar los dientes al menos tres veces al día, utilizar hilo dental, un enjuague bucal y tratar de no tomar carbohidratos refinados entre horas.

Aunque pueden parecer consejos lógicos, muchas mujeres se sienten cansadas y dejan esas rutinas un poco apartadas, pero esa gingivitis podría derivar en una periodontitis (pérdida del hueso soporta los dientes).

Acudir a un dentista especializado hará que te sientas mucho más tranquila y protegida. En Abaden dentistas saben muy bien cuáles son los principales problemas que pueden aparecer durante el embarazo en lo que a tu salud dental se refiere y cuáles podrían ser sus consecuencias de no tratarlos. No te vendrá mal una breve explicación acerca de qué productos con los mejores para llevar tu higiene bucodental durante el embarazo o cuál es la forma correcta de cepillar tus dientes. Recuerda que todo lo que sea bueno para ti también lo será pare tu pequeño, por lo que a veces, aunque te sientas cansada y pesada, deberás de esforzarte para que todo siga yendo como la seda.

Confía en tu dentista y deja que te asesore acerca de todo lo que puedes hacer en tu día a día y que vele porque tu boca está sana. Ante cualquier signo de problemas no dudes en acudir, más vale ser prevenidos que lamentarse cuando ya sea tarde.

 

Dejar respuesta