Remedios caseros para el dolor de cabeza

remedios dolor cabeza

Una de las prácticas más comunes cuando sentimos molestias o dolores leves es la automedicación: me duele algo me tomo un analgésico. Sin embargo, esto no es nada bueno y a larga produce otros daños, además de generar alergías y hacernos resistentes al medicamento. El dolor de cabeza es uno de las cosas que curamos así, cuando podemos probar con recetas más naturales que palien el malestar y que sean más inocuos para nuestro organismo. ¿Quieres saber cuáles son estos remedios caseros para el dolor de cabeza?

A la hora de afrontar un dolor de cabeza de manera natural, hay que considerar que es lo que lo está causando: puede ser el estrés, un dolor muscular, el estomago que nos avisa de que algo nos ha sentado mal, cambios hormonales, cansancio e insomnio. Así lo primero que debemos hacer es revisar nuestra rutina próxima para saber que lo causa: si pensamos que puede ser una comida, mejor no comer hasta que aminore el dolor y si es el cuello, no hagas movimientos bruscos.

Por otra parte, nuestra primera recomendación es que os lo toméis con calma cualquiera de estos trucos no son inmediatos y el nerviosismo o ansiedad que potencia el dolor pero que desarrollamos nosotros con nuestro estado mental puede determinar que los remedios tarden más en hacer efecto. Así que, si se puede, hay que intentar relajarse, respirar profundamente y ponerse cómodo.

He aquí algunas de los remedios que podemos probar.

  • Infusiones

Estas bebidas calentitas son muy útiles por sus cualidades sedantes. Además muchas como las de manzanilla, te verde, menta o jengibre (hirviéndolo crudo) tienen propiedades antiinflamatorias y analgésicas (incluso antivirales y antibacterianas). El jengibre, además ,mejora la circulación, lo que a veces es un plus para todo esto.

También es eficaz aplicándolo sobre los ojos o el área donde se concentre el dolor por medio de compresas o algodoncitos empapados en estos brebajes templados.

  • Hielo

Cómo cualquier zona inflamada aplicar hielo puede reducir la hinchazón. Una bolsa bien cerrada aplicada donde duele durante 20 minutos puede atenuar o hacer desaparecer el dolor.

  • Calor

Por el contrario si al cefalea acompaña a dolores de oído o de hombros, aplicar calor en esas zonas puede disminuir el dolor de cabeza.

  • Aromaterapia

Existen algunos aceites esenciales que pueden colaborar en la disipación de este dolor: el de eucalipto es muy útil, ya que es una de las materias primas de la aspirina y el de lavanda porque trata la inflamación y el dolor. Para que sean más efectivos se pueden usar para masajear la zona congestionada.

Igualmente puede usar aceites de menta, manzanilla, albahaca, romero o melosa.

  • Compresas y zumos varias

Algunos apósitos o emplastos de la abuela puede ser un recurso a veces muy práctico, porque podemos hacerlo con lo que tenemos en la cocina, por ejemplo:

– paños mojados en vinagre de manzana,

-trozos de cascaras de sandia aplicadas sobre la frente,

-cataplasmas de zanahoría o patata,

-o beber dos cucharadas de aceite de oliva (rico en antioxidantes),

media cucharada de jugo de ajo con miel

-o zumo de col y apio (en proporción 3-1)

 

Por otro lado, si los dolores son continuos, prolongados e intensos siempre debemos acudir al médico y en caso de que nos diagnostiquen migrañas, buscar un tratamiento adecuado.

 

Imagen| Stockimages

3 Comentarios

Dejar respuesta