Talasoterapia: el tratamiento del mar

talasoterapia

La talasoterapia es un tratamiento de spas y centros de belleza y bienestar que emplea agua del mar. En lugar de bañarte en un jacuzzi normal en este caso las burbujas salen de agua salada y esto es porque esta tienes muchos beneficios para  la salud ¿Quieres saber cuáles?

La talasoterapia suele ser una terapia accesible en establecimientos de costa, ya que ellos emplean la misma agua del océano, que, depurada por un propio filtro, sirve con todas sus propiedades minerales a los pacientes que buscan tratar afecciones de la piel, respiratorias, cardíacas, musculares o liberarse del estrés. Se usa en jacuzzis, hidromasajes, piscinas, duchas, baños individuales, piletas y cuellos de cisne.  Sin embargo, también se aprovecha otros elementos marinos: algas, fangos, y sales. Estas se emplean en masajes y envolturas.El uso de estos ingredientes es ancestral, ya los usaban los griegos y lo egipcios.

El agua de mar incluso se parece en composición al plasma sanguíneo, lo que favorece la integración en el metabolismo tras asimilarse por un proceso de ósmosis a través de la piel, lo que se facilita en los centros de spa al usar aguas calientes. De este modo se absorben sus minerales, especialmente  el yodo y el potasio. Las algas añaden vitaminas como las A. B, C, E, F y K, hierro y calcio y los barros ofrecen sus beneficios cicatrizantes, anti-inflamatorios, astringentes o drenantes , según la variedad del lodo.

talasoterapia fangos

No obstante, lo tenemos que acudir a un balneario para poder disfrutar de todos estos efectos prodigiosos del mar. Ir a la playa también es una buena opción y, de  hecho, hay lugares naturales famosos por ofrecer estos elementos a sus visitantes como en el caso del Mar Muerto.Con esto sólo queremos recordaros que siempre que tomemos precauciones ante el sol, la playa nos ofrece ventajas para la salud: los baños en el mar, los paseos (aeroterapia marina), los enterramientos en la arena o el ‘recubrimiento’ con lodos o incluso una  cura de sol (sin pasarse jamás) son buenas para el corazón, para tratar la artrosis, los reumas, problema musculares varios en general, eccemas, dermatitis,  varices, estados de agotamiento y ansiedad, sinusitis y bronquitis, entres otras cosas.

Evidentemente cuanto más depurada es la técnica o más profesional sea el método de aplicación de las sustancias marinas más efectivo será para nuestra salud y belleza.

Un apunte más, otra forma de potenciar las propiedades del mar es con el deporte: aumentan las ventajas de la inmersión en aguas el acuaerobic, jugar a las paletas o andar dentro del agua y nadar  ya que el impacto para las articulaciones también es menor. (Atentos, en centros de fitness especializados ofrecen la variedad de bicicleta en bañera con aguas para que veáis lo bueno que es)

4 Comentarios

Dejar respuesta