Errores comunes al correr

Errores comunes al correr

Correr es uno de los ejercicios más completos y económicos que podemos practicar para estar en forma. sin embargo, la mayoría  de las veces cometemos algunos errores que convierten este deporte en focos de lesiones.

Hoy por eso os traemos una lista con las cosas que dejar de hacer si quieres que esta actividad de sus frutos y no te mates practicándolo.

  1. Una de las rutinas que tienes que incluir en tus sesiónes de runnining es el calentamiento: dedica al menos 5 minutos a estirar y, cuando inicies tu camino hazlo de manera progresiva. Lo mejor es mantener el ritmo, pero empieza despacio, y después quedate en un nivel medio (y ve subiendo según entrenes)
  2.  Igualmente cuando acabes de correr no te olvides de volver a estirar.
  3. Otra cosa muy” importante es que uses un calzado apropiado. Las zapatillas deben sujetar el pie y amortiguar la presión. También debes vigilar la suela: debe ser más o menos gruesa y con algo de inclinación (nunca planas). Hay que comprar  un par nuevo en cuanto sientas que están desgastadas (eso suele ser como mucho a los 800 Km recorridos)
  4. No corras todos los días o a cualquier hora: deja al menos 1 para descansar: no satures a tus músculos y entrena de acuerdo a tu forma física, aumenta poco a poco la dificultad, la velocidad y los tiempos. Tampoco se te ocurra darte la carrera con el estomágo lleno o en ayunas. No hace falta decir que cuides tu horario de deporte en verano, no te vayas a insolar.
  5. Emplea la pisada correcta: no apoyes todo el pie ni sólo el talón , sólo el metatarso en un golpe rápido, lo que ayudará a que aumente el impulso y la velocidad con menos fuerzo para el corredor. Cuando usas el talón se resienten más las rodillas.  Acostumbrate a pensar que correr es como dar pequeños saltitos y pon la planta del recta cuando lo hagas
  6. No lo hagas tieso. Los brazos deben acompañarte, de tal modo que si los balanceas con el brazo en 90º respecto al antebrazo, te ayudarán en el movimiento y reducirán también el trabajo de las piernas. La espalda también debe ir en la postura correcta, no te eches hacia delante y si eres propenso a sufrir por ella, termina el deporte con unos abdominales o alguna tanda de ejercicios de pilates.
  7. Si puedes no corras por asfalto, mejor hazlo por terreno de tierra o hierba, ya que el impacto es menor sobre las artículaciones

 

Dejar respuesta