La molécula del atracón

la molécula del  atracón

El atracón de ciertas comidas placenteras se debe en muchos casos a una sustancia que se acaba de descubrir que regula la sensación de saciedad y que nos hace comer sin apetito ¿Quieres saber cuál es?

Esta sustancia se llama orexina, dos péptidos muy similares compuestos por cadenas de aminoácidos esenciales y que mandan mensajes al cerebro que intervienen en el proceso de nutrición y que estimulan el seguir comiendo o no. Cuando se desean alimentos que son agradables al paladar, la orexina fomenta el seguir alimentandose.Lo han refutado los investigadores de la universidad de Almería de Psicofarmacología, Neurotoxicología y Neuropsicología.

El placer se memoriza y anima a seguir consumiendo por encima de las necesidades. Coincide en muchos casos con estos productos con azúcar o sacarosa y tomarlos produce la producción de esta molécula, que vuelve a mandar el mensaje ya emitido y se hace más fuerte a medida que seguimos comiendo.

Desde luego la orexina está presente en todos los organismos, pero no todo el mundo la produce y la regula al mismo ritmo. En realidad se trata de una combinación de exceso de esta hormona, y una deficiencia en los receptores cerebrales encargados de interpretar el mensaje. DE ahí que allá quien se contenga más que otra. Evidentemente también se impone la voluntad de cada uno a la hora de controlar el apetito y sobre todo la gula, ya que en el caso del atracón o empacho se debe a la búsqueda de placer o del capricho. También es cierto que el azúcar y los edulcorantes son adictivos lo que favorece esta ingesta sin control.

Estas moléculas producidas por las neuronas controlan además de la sensación de hambre, el sueño y el gasto enérgetico. Así ante la deficiencia de este tipo de péptico se puede dar la privación del sueño y una tendencia al sedentario, lo que actúa de manera más importante que el atracón en la aparición de obesidad. También puede su falta o exceso deriva en enfermedades como la catalepsia y la narcolepsia.

Por otro lado, la orexina, también afecta a otras adicciones como el alcoholismo y se ha comprobado que los bloqueantes de esta hormona son capaz de eliminar la predisposición al atracón y ser eficaces para tratar la adicción al alcohol.

 

Imagen|Imagerymajestic

3 Comentarios

Dejar respuesta