Métodos anticonceptivos: masculino, químico y sin hormonas

metodosnuevos  anticonceptivos masculinos

Los métodos anticonceptivos son esenciales para disfrutar de las relaciones sexuales si no se quiere producir un embarazo. Entre todos los que existen los más comunes y utilizados son la píldora hormonal que toman las mujeres y que impide la ovulación, y el preservativo o condón (masculino), que impide que la transferencia del esperma.  Este último es, además uno de los pocos anticonceptivos masculinos, ya que a excepción de la vasectomía, no existen más métodos para elegir. Por suerte las investigaciones tratan de ampliar las opciones, gracias a lo que se acaba de descubrir donde estaría el futuro del contraceptivo reversible y sin hormonas. ¿Quieres saber en que consiste?

En México, en la Universidad de Biotecnología y Fisiología celular han descubierto que una de las claves en la reproducción se halla en  la comunicación entre el espermatozoide y el óvulo. Este nuevo estudio por tanto no se aplica a la producción del esperma ni en la ovulación, ni siquiera en impedir el encuentro, sino en la funcionalidad de este o el intercambio de sustancias de ovulo y espermatozoide que dan lugar al cigoto,

Para ello el estudio dirigido por  Alberto Dartszon Israel ha observado el comportamiento de la célula reproductiva masculina. Dentro de ella existen canales iónicos que permiten el intercambio de sustancias químicas con su entorno (para alimentarse, moverse y fecundar). En estos canales fluyen los iones que pasan desde dentro hacia afuera de la membrana del espermatozoide. De esta manera cuando se lanza información se produce una descarga o desequilibrio eléctrico. 

Por lo tanto el nuevo sistema actuaría sobre este flujo eléctrico, anularía la carga eléctrica interna de este gameto, lo que haría que el espermatozoide no pudiese fecundar aunque consiguiese traspasar el ovulo, ya que no se activaría ni la química del intercambio ni del proceso celular consiguiente. En resumen para impedir el embarazo una de las nuevas opciones sería encontrar un elemento o sustancia química capaz de inhibir o bloquear estos impulsos eléctricos dentro del espermatozoide.

Esto supondría una nueva opción de anticonceptivo a elegir por el hombre que sería más inocuo y menos agresivo que la vasectomía y, además, temporal, ya que la intención es que el fármaco sólo actuase durante el tiempo del tratamiento, . Esto sería equiparable a la función de la píldora femenina, aunque se preve que tendría menos efectos secundarios al no utilizar hormonas, pero en como en aquel caso no protegería del contagio de otras enfermedades. De este modo nunca excluiría el uso del preservativo en relaciones no estables de ninguna manera.

No se trata del único estudio en busca de anticonceptivos masculinos, pero de momento ninguno se equipara, como se acaba de decir, con el condón, que a pesar de poder producir incomodidad por ser una interrupción en un acto sexual o, en casos pocos contados,  generar alergias, es la herramienta eficaz para impedir embarazos no deseados y la única que junto al preservativo femenino, menos popular, protege de enfermedades de transmisión sexual.

Fuente| Jornada UNAM

Imagen | Cool Design

3 Comentarios

Dejar respuesta