Alimentos prohibidos durante la lactancia

alimentos prohibidos lactancia

La lactancia materna  es una forma de proteger y cuidar a los bebés durante sus primeros pasos: no sólo le nutren con todo lo esencial para su desarrollo, le ayudan a fortalecer el sistema inmunológico, defenderse frente agresiones externas, aparte de fomentar un momento de intimidad único entre madre e hijo. No obstante, dado que la leche depende de la salud y de la alimentación de la mamá, esta debe cuidarse y controlar su dieta durante el tiempo que este periodo dure, tanto si se extiende durante los primeros 6-12 meses de vida del pequeño, como si se opta por alargar esta lactancia. En cualquier caso, hay sustancia muy nocivas que pasan a la leche con facilidad y que pueden perjudicar al niño, tales como el alcohol o la cafeína. ¿Quieres saber qué alimentos están prohibidos o limitados durante esta época?

La leche materna siempre es de mejor calidad que una preparada, de ahí que existan bancos de leche o que se recomiende a las madres con niños prematuros que guarden y lleven la leche al hospital. No obstante, la calidad de la leche también depende de aquello que la nutra. Tampoco aquello que comemos afectará igual a la leche si lo hemos ingerido más o menos antes de dar de mamar.

En cualquier caso hay que tener cuidado con el consumo de:

La cafeína (cafés, refrescos) y en menor medida el té.

Sus excitantes pueden alterar al bebé, ponerlo nervioso e irritable, causar insomnio e incluso dañar el desarrollo del cerebro en muy grandes cantidades. Se recomienda no beber más de una taza de café al día y no dar el pecho justo después de haber ‘desayunado’ para digerir y asimilar la mayor parte de la cafeína. Aparte de esto las coca-colas deben estar prohibidas

El chocolate.

Aunque el chocolate tiene un montón de propiedades beneficiosas como ayudar a evitar cálculos renales, subir el ánimo y ser un afrodisíaco natural, además de proporcionar mucha energía para nuestra actividad y fibra, este también tiene ciertas sustancias estimulantes y mucho azúcar y otros conservantes. Así el consumo de chocolate debe ser moderado, y sobre todo, tomarlo puro y sin azúcar.

El pescado azul

Este alimento es una fuente de proteínas de calidad y de aceites omega 3, buenisimos para la piel, los tejidos, el control de colesterol y proporciona proteínas que se digieren mejor que las de la carne, con menos grasas y más vitaminas. Sin embargo, y aunque en general es buena para las mujeres durante este tiempo de lactancia, hay que evitar ciertos tipos, aquellos de gran tamaño como el atún rojo, el  lucio y el pez espada ya que suelen tener altos niveles de mercurio que son tóxicos y más para el cuerpecito de un bebé.

El alcohol

Es una obviedad, pero durante la lactancia y en general lo mejor es prescindir del alcohol que sólo daña nuestro sistema nervioso y no aporta beneficios más que los sociales. Si se toma es mejor no usar leche de ese día para amamantar al pequeño, o sacarla antes de beber para tener biberones limpios para el resto de la jornada. Otra opción es elegir vino, no más de medio vaso, ya que en ese caso se puede dar de mamar a las 3-4 horas

Alimentos complejos

Con esto nos referimos a alimentos que pueden generar sensibilidad. No se trata de no comer pero podemos observar al bebé y sus reacciones tras alimentarlo y tras ello analizar lo que hemos comido. Las alergias o intolerancias a la soja, los cacahuetes o a la leche de vaca son muy comunes. De hecho es bastante aconsejable que la madre reduzca su ingesta de lácteos.

Hay quienes sugieren evitar los alimentos que provocan gases, como garbanzos, alubias, brocoli, coles, porque esto también provocará gases al peque, pero recordamos que estas comidas causan este efecto más por sus acompañamientos que por sí mismos. También es bueno no pasarse con el picante

El tabaco

No es un alimento, pero no podemos dejar de advertir sobre el peligro de fumar y mucho más si se da leche materna a un bebé, ya los perjuicios de la nicotina y otras tantas sustancias tóxicas, no sólo serán para el fumador, sino también para el lactante.

 

Imagen|Jomphong

 

Dejar respuesta