Alimentos que te ponen de mal humor

alimentos mal humor

Si bien hay alimentos que nos ayudan a funcionar con eficiencia y a estar alegres, es decir aquellos que nos ofrecen una energía limpia y llena de vitaminas y nutrientes, hay otras que pueden incidir en nuestro mal humor. Algunas de ellos son evidentes, las comidas hinchadas artificialmente de azúcares y grasas saturadas son responsables de empeorar nuestra salud empezando por forzar a nuestro estómagos, subir nuestra tensión, aumentar nuestro nerviosismo y aumentar nuestro colesterol. Pero ¿sabes qué  insospechado alimentos pueden potenciar tu mal humor?

Frente a la lista de alimentos antidepresivos hay otros que deberíamos evitar o prohibirnos. Desde luego estos productos deben ser consumidos con medida y en el caso de tomarlos nunca hacerlo en la cena:

El café. Tanto este brebaje mañanero como la cafeína en general tienen un efecto estimulante en nuestro organismo. Si bien una dosis pequeña puede levantarnos el ánimo y darnos energía, según nuestr predisposición puede tener el efecto contrario y en caso de pasarnos bebiendo esta puede ponernos nerviosos, provocar taquicardías y volvernos irascibles. Prohibido en casos de ansiedad e insomnio.

Patatas fritas y en concreto los chips congelados que acompañan la comida rápida de muchas franquicias de este tipo. No sólo el producto es de baja calidad, los aceites que usan para su preparación son vegetales de diversa procedencia, refinados artificialmente y reutilizados varias veces. Aunque en principio la materia prima es mejor, las patatas fritas ‘artesanas’ que se venden en los frutos secos se hacen más o menos igual. Se dice que la toma de productos hechos con este tipo de ‘combustibles’ en freidoras reducen la actividad cerebral.

jamón cocido

Los embutidos o carnes procesadas. Esta comida era de imaginar que apareceía en la lista pero no tanto incluir el jamón york o los productos de pavo. Todas las versiones de estos están llenos de azúcar en unos casos y de conservantes en todos.  Algunos de sus ingredientes secretos pueden ser fuentes de dolores de cabeza, la sal favorece la retención de liquidos y algunos como los que nos parecen más sanos, como jamón cocido ,llevan gluten.

La margarina, creada como el mal menor frente a la mantequilla lleva aceites de palma o colza en su composición, algunos agentes que son bases para el mal humor y otros tan terribles que se consideran cancerígenos.

Los bollos industriales suben de golpe el nivel de azúcar en sangre y la pastelería en general hay que administrarla con cuidado, es decir, que los caprichos vienen con sorpresa, de hecho el aporte de grasas a través de la mantequilla en un bocado no se nota pero en unos cuantos genera la pesadez para empezar que nos quitará las ganas de trabajar o de realizar actividades más dinámicas. En esta línea encontramos los bagels, que son panecillos  pero que llevan aditivos y carbohidratos que son una auténtica bomba y una vergüenza dentro de la familia de los panes. Tampoco hay que fiarse de panes dulces como los de hamburguesas o de molde, recomendamos leerse la composición de sus recetas antes de comprar.

 

Bebidas Light. Desde que la gente se creyo que la sacarina y edulcorantes similares eran mejores que el azúcar no se hizo más que empeorar el problema. Aunque tengan menos calorías afectan al sistema nervioso, son adictivas y además también aumentan las posibilidades de tener un tumor.

 

Imagen| artemisphoto

 

3 Comentarios

Dejar respuesta