La calvicie se cura con células madre

La calvicie se cura con células madre

La calvicie no es una enfermedad o no supone, por lo general, un problema de salud, aunque en algunos pocos casos constituya un síntoma de ello. No obstante es una pesadilla para muchos hombres y algunas mujeres por su efecto estético y su consiguiente daño en la autoestima y la imagen personal. De ahí que existan multitud de productos y medicamentos destinados a prevenir y frenar la caída o o promover el crecimiento, en la mayoría con escasos resultados y curiosos efectos secundarios (problemas digestivos, inapetencia sexual o impotencia, neurosis). Hoy la medicina hoy ha dado un paso adelante y ha descubierto una fuente de vida, ¿ lo adivináis? La solución de la calvicie está en las células madre.

La calvicie podría ser historia gracias así al descubrimiento de unas células madre muy potentes. Hasta ahora los tratamientos contra la calvicie han fracasado ya que aunque los sistemas se reducían a tomar pastillas que actuarán sobre los bulbos y folículos pilosos aún existente o en los injertos. Normalmente estos últimos se realizaba a partir de pelo del paciente de zonas que estuviesen ‘más pobladas’, de la parte más baja de la nuca por lo general, pero no solían ser suficientes para el proceso de ‘repoblación’ y  en el proceso perdían su potencia para ‘agarrar’ una vez reinstalados.

La nueva técnica desarrollada en el Instituto de Investigación médica de Sanford-Burnham  consiste en tomar células madre pluripotentes, esas capaces de diferenciarse en cualquier otra del cuerpo según las necesidades del mismo y de la zona donde se ubiquen, y manipularlas  genéticamente para que se reconfiguren como de  papila dérmica. Estas células son encargadas de la formación del folículo piloso que, no sólo permiten que nazca el pelo, sino que regulan su crecimiento. Con este método es posible tener además una cantidad ilimitada de células para luchar contra la calvicie, que no depende de la cantidad de folículos pilosos que se puedan tomar del propio sujeto para transplantar o reubicar. Esta investigación se ha visto demostrada con éxito en ratones, ahora sólo falta aplicarla a seres humanos. Ser calvo tiene los días contados.

Hace un año otro grupo de médicos planteó un estudio similar, donde estas células pluripotentes se reconvertían en epiteliales pero, de nuevo, no eran suficientemente vigorosas para desarrollar el deseado pelo y, además, se probó que era un fracaso en humanos.

 

Fuente| PlosOne

Imagen| David Castillo Dominci

5 Comentarios

Dejar respuesta