Buen tiempo, poca energía y mal humor: combate la astenia primaveral

astenia primaveral

Nuestro cuerpo se ve afectado por agentes externo e internos increíbles: nuestros estados de ánimo y los cambios de ciclos de luz pueden mermar nuestras energías. Por eso, puede que las primeras semanas de la primavera o del buen tiempo pueden generar una sensación de decaimiento inexplicable, que, sin embargo es esta curiosa astenia primaveral, la falta de adaptación al nuevo clima.

La astenia primaveral es un trastorno transitorio que dura entre un par de días y un par de semanas y se produce  por una bajada de producción de  endorfinas o betaendorfinas, que es la molécula de la felicidad y el bienestar. Esto se genera a su vez por el cambio de estación y de luz. Al recibir más horas ‘luminosas’ naturales nuestro sistema circadiano recibe información nueva y manda señales nuevas a nuestro cerebro, como por ejemplo, que aún no es hora de dormir y hay que permanecer despiertos más tiempo.De hecho, uno de los síntomas de este mal es el insomnio. AL principio esto puede alterar nuestros biorritmos y entre otras cosas necesitar un periodo de transición. Cuando pasamos de un tiempo invernal a uno cálido de golpe, esto tiene más probabilidades de pasarle cuenta a nuestro sistema nervioso. Otros efectos muy comunes de  esto son cansancio, tristeza, desmotivación, mal humor, problemas de concentración, falta de apetito e incluso disminución de la libido.

La astenia no obstante no se considera una enfermedad y hay maneras muy sencillas de afrontarla y hacerla desaparecer:

-Tomate un buen cóctel de vitaminas: lo mejor son las frutas y verduras. Aprovecha para probar smoothies y zumos que combinen ambas cosas y, si no, también puedes tomar algún complemento natural.

-Toma alimentos que te llenen de energía y que potencien tu buen humor: legumbres, chocolate, frutos secos.

-Fuérzate y haz cosas, no detengas tu ritmo ni fomentes tu pereza. Si puedes, empieza por la mañana a hacer algo de deporte, lo que está comprobado que relaja y ayuda a producir endorfinas.

Ríe: busca un momento para reír, ya que esta es una de las mejores manera de cargarte de energía y sentirte bien. Prueba danzaterapia o cualquier baile en general, disfruta de un show o programa de humor o participa en una sesión de risoterapia. Otras acciones que te ayudarán a animarte y reforzarán tu sistema inmunológico son los besos y los abrazos, tanto si son de índole romántica como sino.

 

Imagen| anankkml

 

 

 

 

Dejar respuesta