Cuida y vigila tu salud auditiva

Gaes

Uno de los sentidos que más utilizamos las personas a diario es el de la audición. Nuestros oídos están siempre trabajando y gracias a ellos podemos mantener conversaciones, trabajar, disfrutar de la música o practicar nuestros hobbies sin que nada se interponga en medio. Como podemos leer en la imagen que introduce a este artículo, cortesía de Gaes, el oído es el segundo sentido que más valoran los españoles.

Algunas rutinas diarias pueden hacer que nuestra capacidad auditiva se mantenga y no comencemos a perderla demasiado temprano. Por ejemplo:

  • Escuchar la música a un volumen normal.
  • Secarnos bien los oídos después de un baño.
  • Evita los auriculares que se introducen demasiado en los oídos.
  • Cuídate de catarros e infecciones.
  • Hazte un control anual para verificar que todo va bien.

En este último punto que hemos visto, el del control anual, es donde la mayoría falla. Muchas veces alguien nos dice “que alto tienes el volumen de la tele” o “te lo he repetido dos veces” y lo tomamos como un despiste. La salud de nuestros oídos es igual de importante que la de nuestros ojos, por ejemplo, y sin embargo el porcentaje de gente que acude a revisiones auditivas es mucho más bajo que el de los que se realizan una revisión ocular. Como bien dicen los expertos del centro Gaes, es importante hacer revisiones porque a pesar de que no lo notemos, puede que haya algún problema y su equipo pueda ponerle remedio.

Si hablamos de la pérdida de audición debemos saber que hay varios grados que van desde una pérdida leve, que apenas notaremos, hasta una pérdida profunda, que es en la que es imposible oír ni siquiera sonidos profundos. Ya te hemos dado algunos consejos para poder cuidar tus oídos, ahora vamos a ver qué debemos hacer si empezamos a notar que nuestra audición ha perdido calidad.

Acudir a un centro especializado será el primer paso. Se recomienda que las personas mayores de 50 años se realicen un estudio cada año, pero esto se puede ampliar a cualquier persona de cualquier edad, ya que son muchos los factores, aparte de la edad, los que pueden hacer que nuestra audición empeore. En los centros auditivos como Gaes, nos realizarán una prueba auditiva en una cabina insonorizada en la que comprobarán, además de que no existen perforaciones ni tapones de cerumen, el umbral de audición que tenemos y la capacidad para distinguir sonidos. Todas las pruebas son indoloras y sólo llevan unos minutos.

Como vemos, cuidar nuestros oídos no es difícil, pero debemos siempre hacerlo bajo las recomendaciones de un experto. No hay una edad predeterminada en la que se empiece a perder audición y por eso es tan importante realizarse revisiones para que podamos prevenir cualquier complicación y, en caso de que exista, escoger entre alguno de los tratamientos que el especialista nos recomiende.

Dejar respuesta