Dormir bien para curar la gripe

dormir cura la gripe

Dormir bien es fundamental para nuestra salud y belleza. No sólo porque esté momento es el que empleamos para descansar y recargar pilas, sino que es el tiempo que usa el cuerpo para regenerarse, cosas, las tres que refuerzan el sistema inmunológico, si este tiempo es optimo. Por eso cuando estamos enfermos necesitamos dormir más que nunca. La gripe es uno de esos casos en los que meterse en la cama a soñar es más necesario y en esta época la gripe está al acecho y se está convirtiendo en epidemia, dada su fácil transmisión e intensidad.

Hasta tal punto dormir es sanador  que en la Universidad Estatal de Washintong han investigado sobre el tema y han descubierto la existencia de una proteína localizada en el cerebro que consigue acelerar el proceso curativo del sueño y sobre todo en casos de gripe. Dicha proteína se conoce como ACPB y su producción determina que al levantarnos estemos más o menos repuestos de nuestro malestar. Por supuesto  también influye la cantidad de tiempo que durmamos y de ahí que cuando estemos enfermos nuestro cuerpo nos pida dormir más. DE esta manera, cuando estemos malitos no hay que reprimir este sopor natural sino aprovecharlo para recuperarnos antes de esa gripe. (Eso sí, no se confunda una gripe con un resfriado)

Asimismo este gen no actúa por si mismo sino por su conexión con otra molécula, la interleucina-1, esta es la reguladora del sueño en los mamíferos. De esta manera esta enfermedad gripal no sólo afecta a lo pulmones, sino que de alguna manera la inflamación afecta al cerebro, donde se activa la interleucina que conectada a la ACPB nos hace dormir más y que  a su vez manda los mensajes pertinentes al sistema inmunológico. De todos es sabido que mientras dormimos todos nuestros esfuerzos están dedicados a la regeneración, al crecimiento y los ritmos circadianos que nos permiten descansar, relajarnos, así como despertarnos, estar activos o tener más o menos fatiga. Por otro lado la investigación apunta también que los mensajes de estas dos más que enviarse a nuestras defensas directamente, activan o se relacionan con una hormona del crecimiento y su receptora, aunque aún están estudiando esta nueva perspectiva.

Por otro lado, puede suceder que se carezca de esta misma proteína ACPB o haya alteraciones en su producción, con lo que no sólo la recuperación es más difícil sino que los síntomas de dicha gripe son aún más graves. Los experimentos hechos en Washington por el doctor Krueger demostraban que a inyectar el virus a un grupo de ratones, los que poseían estas moléculas dormían más y se recuperaban, mientras que los que carecían de la ACPB no sólo dormían menos, sino que sufrían más en muchos casos morían.

La idea de este grupo de científicos es crear un spray intranasal que favorezca la producción de la ACPB y que así se acelere la recuperación del enfermo.

 

Fuente|WSU

Imagen| tiverylucky

5 Comentarios

Dejar respuesta