Fitoesteroles y fitoestrógenos

fitoesteroles y fitoestrógenos

Los fitoestéroles y fitoestrógenos son dos sustancias que como su nombre indica podemos encontrar en plantas (vegetales, hortalizas, legumbres y frutas) que son fundamentales para la salud, especialmente para las mujeres y para las personas con colesterol. ¿Sabéis qué son y en que nos benefician?

Los fitoesteroles son compuestos químicos que se hallan en algunos elementos vegetales y cuya estructura es muy similar a la grasa saturada animal pero más saludables. El colesterol normal se absorbe  una parte y otra se elimina. En el estómago se toma una parte y se desecha el resto que  va al intestino, donde otra parte es reabsorbida. Sin embargo en el caso de estos fitoquímicos, nada se toma en el estómago y directamente actúa en el intestino donde impide la absorción secundaría de la grasa ‘mala’ animal. Son capaces de sustituir y eliminar el colesterol malo, lo que hace que el HDL pase al torrente sanguíneo y se elimine más fácilmente en las heces. Además protegemos nuestro corazón y reduce la presión arterial gracias a su contenido en vitamina E y antioxidantes. Se calcula que combinar la grasa animal con productos fitoesteroles puede contribuir a reducir hasta un 15% el nivel de colesterol o hipercolesteremia.

Los alimentos más ricos en fitoesteroles son los  frutos secos como almendras o nueces, las semillas como las de sésamo o soja, cereales integrales, aceitunas, las chirimoyas, berenjenas, cebollas, ajos, espárragos, acelgas, espinacas y aceites vegetales como el de soja, oliva, maíz. Sin embargo ,no es recomendable abusar de complementos o elementos ricos en esta sustancia sobre todo en el caso de niños pequeños, embarazadas y mujeres lactantes ya que reducen los niveles de betacarotenos.

Los fitoestrógenos, por su parte, son similares a los estrógenos humanos, hormonas muy importantes para regular ciclos reproductivos, menstruales y en la menopausia.  Hay muchos tipos de fitoestrógenos pero los más comunes son los flavonoides y lagninos que pueden sustituir a los estrógenos humanos cuando hay una disminución o baja proporción de los mismos o desarreglos relacionados con ellos. Así ayuda a reducir dolores durante el período o los síntomas de la menopausia.  Por otro lado, no son sólo buenos para las mujeres, también para los hombres ya que son buenos para la salud del corazón y para prevenir la osteoporosis y ciertos tipos de cáncer como los de colón, mamas, ovarios y próstata.

Los hallamos en legumbres, cereales, y destaca su contenido en las espinacas, alfalfa, semillas de lino y, sobre todo hay que empezar a comer soja (y derivados) que tiene muchos fitoestrógenos y fitoesteroles a la vez.

Imagen| Winnond

4 comments

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Utilizamos cookies propias y de terceros para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias según su navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información >

ACEPTAR
Aviso de cookies