Únete a la moda Running: Consejos para empezar a correr

consejos empezar a correr

Correr es uno de los deportes de moda porque sólo necesitamos un par de buenas zapatillas y voluntad. No hace falta que nos apuntemos a un gimnasio o acudamos a instalaciones deportivas especiales. Se puede practicar todo el año, siempre que aprendamos qué ropa llevar (térmica, polar y cortavientos son las tres capas que nos permiten movernos sin miedo a cualquier temperatura) y en cualquier sitio (campo, ciudad, playa). Sin embargo, el runner o corredor debe sumergirse en esta disciplina con paciencia y poco a poco, ya que es un ejercicio que pide mucha energía y coger forma lleva un tiempo. Para que nos aficionemos, porque avisamos, correr engancha, os vamos a dejar unos sencillos consejos para que comencemos, y nunca mejor dicho, con buen pie a correr.

-El primer consejo que vale para el deporte, sea running o cualquier otro, e incluso para la actividad diaria es que siempre antes de empezar hay que calentar y estirar músculos. En el caso de un corredor hay que prestar especial atención a las piernas. Un buen calentamiento no puede durar menos de 5 minutos, pero mucho mejor si llega a 10 ó 15.

consejos correr principiantes

-Tras esto no hay que empezar a toda velocidad, sobre todo si no estamos en buena forma física. Iniciemos la sesión andando y poco a poco aumentemos el ritmo. Lo mismo debemos hacer al terminar: progresivamente bajemos el ritmo de la pisada y andemos los últimos 5 minutos.

-Lo mejor es imponerse una rutina de iniciación: la primera semana dediquémosla a caminar, pero a velocidades altas, no pasear. La segunda en sesiones de tiempo similar alternar minutos caminando y corriendo, predominando el de ‘camino’ y las semanas siguientes ir aumentando poco a poco los minutos de carrera.

-También variemos el paso y la velocidad cuando corramos y si no podemos con tanto esfuerzo en lugar de parar y descansar, reposa mientras andas, no frenemos nunca en seco entre tramo y tramo o paremos de movernos hasta que acabe el tiempo o sin estirar.

-Para estos entrenamientos o puntos de partida optemos por rutas o sendas fáciles, a ser posibles llanas, sin cuestas, que no estén muy lejos de casa, con buena iluminación, y, sin estar desiertas, que no sean muy transitadas. Esto último lo decimos porque puede ser que al principio no seamos unos deportistas de elite y puede que nos dé un poco de vergüenza ponernos a la tarea (y ser vistos).

Disfrutemos e incentivemonos. Como cualquier ejercicio correr es duro, pero en este caso más, puesto que se trata de uno de los deportes más completos que existen. Por eso, tomemoslo con calma, no importa que avancemos poco a poco, lo importante es que no desistamos y veamos como nos sentimos mejor (el deporte nos pone más fuertes y nos desesperas). También podemos darnos ánimos si nos ponemos música mientras corremos; compramos o pedimos prestado a algún amigo unas bonitas zapatillas (que además, son tendencia de moda y podemos lucir con vaqueros), usemos ropa cómoda pero con la que nos veamos bien ( y si es posible hasta guapos, así que ovidemonos de vestir mallas viejas), o midamos nuestros esfuerzos en aumentos con un cuentapasos o cuentacalorías. Respecto a esto, no hace falta que os compremos un reloj fitness, hay aplicaciones gratuitas para el smartphone que podemos emplear.

– No nos olvidemos de evitar las horas de más calor, el calzado inapropiado o pisar de forma incorrecta e hidratémonos lo que haga falta antes durante y después del ejercicio.

-Si somos muy perezosos, podemos buscar algún amigo para correr juntos, lo cuál alegra y obliga a moverse o podemos unirnos a algunos de los muchos grupos de runners que se pueden encontrar por internet y, además, hacer nuevos amigos.

-Por último, las sesiones de running pueden ser lo largas que queramos, pero para hacer ejercicio y estar en forma, sin necesidad de convertirnos en participantes de maratones o carreras, basta con 20-30 minutos.

 

Imágenes| Tuelekza, arcadante

 

Dejar respuesta