Diálisis a domicilio

Los enfermos de insuficiencia renal avanzada pueden optar por otra posibilidad mucho más cómoda que la de ir cada dos días al hospital para conectarse a la máquina de diálisis, conocida coloquialmente como el “riñón artificial”.

Las diálisis es una técnica médica que consiste en suplir las funciones renales más importantes, como purificar la sangre y eliminar los tóxicos del torrente sanguíneo. El enfermo se conecta a la máquina de diálisis, y dependiendo de la gravedad de su enfermedad puede estar conectado a ella varias horas en cada sesión. Estos periodos de tiempo interfieren negativamente en la vida del paciente, ya que no puede trabajar, estudiar o realizar otras tareas durante el tiempo que pasa en el hospital.

Por este motivo, en Navarra están probando un novedoso sistema de diálisis a domicilio con 44 pacientes, que consiste en adaptar el tratamiento a las necesidades del paciente, y llevar a su casa el equipo necesario para realizar la diálisis, con estas dos técnicas: diálisis peritoneal (el fluido de diálisis se introduce en la cavidad peritoneal a través de un pequeño tubo flexible) o hemodiálisis (ésta es más similar a la que se realiza en el hospital).

Las técnicas de diálisis en el domicilio requieren mayor participación por parte del paciente y de la familia, ya que tienen que aplicarse ellos mismos el tratamiento; aportan menor sensación de enfermedad, puesto que no tendrán que ir al hospital cada dos días; y facilitan las actividades de la vida diaria, porque podrán realizar la diálisis a la hora que mejor le convenga, evitando desplazamientos y las esperas para ser atendido.

Dejar respuesta