Consejos para prevenir la osteoporosis

prevenir osteoporosis

La osteoporosis es una afección por la que la masa ósea disminuye, los huesos adelgazan y se vuelven porosos y hace que las fracturas y lesiones sean más numerosas y fáciles de producir. Es una patología común entre las personas a partir de los 50 años y mujeres tras la menopausia y se ve, sobre todo agudizada, por una rutina incorrecta y una dieta  incorrecta, sobre todo baja en calcio. A veces estas malas prácticas hacen que los huesos esten débiles pero otras veces simplemente es genético o. Sin embargo hay algunas cosas que podemos hacer para prevenir o contrarrestarla. ¿Queréis conocer algunas de las medidas para prevenir la osteoporosis?

Existen una serie de hábitos básicos para tratar o retrasar la llegada de la osteoporosis. Entre ellas se hallan

-Potenciar el consumo de calcio natural o alimentos enriquecidos en calcio.

Siempre es mejor tomar calcio de los alimentos. Se suele sobrevalorar los lácteos, pero entre los que más proporción de esta sustancia se hallan en el brocoli, la col rizada, las espinacas, el repollo chino, pescados que se pueden comer con espinas como las sardónicas o el salmón,  las leches pero no sólo la de vaca, también la de soja, arroz  (y derivados)  y almendras o el huevo.

-La cantidad diaria recomendada es de 800-1000 mg (que ya obtendremos en 3 vasos de leche de soja, por ejemplo) y tanto si se consigue con la dieta o con complementos alimenticios se recomienda no tomarlos en una sola dosis, sino espaciarlo en varias.

-No obstante, una cosa que se nos olvida normalmente es acompañar estos alimentos con otros ricos en vitamina D, lo que será fundamental para la absorción del primero. Una deficiencia de esta vitamina también puede determinar la asimilación del calcio.

Para obtener la vitamina D se recomienda tomar el sol (con medida y siempre protección solar) que potencia la producción natural de esta en el cuerpo y en pescados grasos o en aceite (arenques, caballa, salmón, atún, bacalao), hígado de ternera, quesos y yema de huevo.

-Otra cosa importante es hacer, adivinad, deporte. Ciertos ejercicios fortalecen nuestro esqueleto como el yoga o el pilates y otros como levantar peso también hacen que los huesos sean más ‘densos’.

-Una razón más para dejar de beber y fumar: el alcohol y el tabaco también reduce nuestra densidad ósea, pero por suerte nunca es tarde para dejarlos y aunque sea a los 50 ó 60 años, eliminar este vicio permite recuperar masa ósea.

– Si sufrimos osteoporosis en una  u otra intensidad deberemos de revisar nuestros medicamentos para otras enfermedades o molestías, ya que algunos antidepresivos o tratamientos estomacales tienen componentes dañinos para la resistencia ósea.

-No sólo el calcio y la vitamina D afectan a los huesos, una buena dieta es sinónimo de huesos sanos. Algunas cosas que influirán en la calidad de nuestros huesos es nuestro nivel de colesterol malo, que no debe ser alto,  y el consumo de cafeína, teína o chocolates, que deberemos reducir lo máximo posible.

Imagen| Cooldesign

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias según su navegación. Si continúa navegando consideramos que acepta el uso de cookies. Más información >

ACEPTAR
Aviso de cookies